sábado, 22 de diciembre de 2012

Nacho Vegas, tristeza post apocalíptica


Bueno, ya pasó. Oficialmente es 22 de diciembre y los pronósticos mayas sobre el fin del mundo no se han cumplido. Ya advertían muchos que el extraño gusto occidental por el placer masoquista de lo esotérico y lo apocalíptico había llevado a malinterpretacinoes deliberadas de lo que los mayas habían predicho como un "cambio de ciclo".

El enésimo día del juicio final ha pasado y no se me ocurre mejor canción para definir mi estado de ánimo al respecto que este tema del gran Nacho Vegas, "la gran broma final", incluída en su disco La zona sucia, editado el pasado 2011.

Seguimos vivos, si, pero seguimos igual. Es difícil saber que tipo de muerte es peor para una especie como la nuestra. Lo triste es estar seguro de que, para el planeta, lo mejor habría sido librarse de nosotros de una maldita vez.


Por suerte nos quedan cosas como la música y el odioso afán cibernético de chascarrillos en las redes sociales sobre el tema pasarán en pocos días. Lo malo es que el ciclo no ha cambiado, y en lugar de hacer comentarios pseudo ingeniosos sobre el fin del mundo volveremos a las gilipolleces de siempre. En fin, os dejo con el tito Vegas. Una buena canción para decir: basta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario